¿Cómo delegar tareas en mi restaurante?

Posted by Justo Fernández on 3/12/2019 12:06:53 PM
Justo Fernández

cómo delegar tareas en mi restaurante

¡Lo sé, estás pensando en estos momentos que nadie lo va hacer igual que tú!

Entonces, ¿por qué delegar tareas en tu restaurante? ¿Tendrás que contratar a alguien? Bueno, puede ser que te diste cuenta que no sólo te has recargado de trabajo, si no que tu restaurante no está funcionando como te lo imaginabas.

En muchas ocasiones, delegar suele ser un proceso difícil, sobre todo cuando no se tiene experiencia. Tenemos miedo a perder el control, sobre todo, a confiar en el otro y sus capacidades.

Creemos que podemos ser autosuficientes, pero la verdad es que, en un restaurante, lo más importante es contar con un buen manual de procedimientos y un personal adecuado.

Ventajas de delegar tareas en tu restaurante

  • Más tiempo disponible. Al delegar nos liberamos de tareas que, casi siempre, son repetitivas. Esto nos permite dedicar más tiempo a las tareas relevantes y a tomar decisiones con mayor eficiencia.
  • Motivación a tu personal. Cuando delegas funciones, dotas de cierta autoridad y responsabilidad a los empleados. La reacción natural es sentirse importantes al saber que pueden aportar, lo que ayuda con su autoestima y motivación.
  • Mejora la productividad. Es claro que contar con empleados motivados y comprometidos, tendrá un impacto positivo en el funcionamiento de tu restaurante. Por ejemplo: un buen servicio de mesa con personal que atienda amablemente y donde el plato sea entregado sin demoras, representan para tu restaurante una buena imagen, y bien sabemos que, si nos atienden bien, ¡volvemos!

El principal motivo por el que es bueno delegar es el bienestar de uno mismo. El exceso de carga de trabajo y estrés pasa factura tarde o temprano. He aquí unos simples consejos de como delegar y no morir en el intento.

¿Cómo delegar tareas en mi restaurante en 4 pasos?

1. Define tus objetivos

Realiza un organigrama, pregúntate que tipo de personal no puede faltar en tu restaurante y que tareas debe realizar. ¿Quién está a cargo? No es lo mismo responder ante una queja relacionada con la atención, que con la cuenta o el postre. Asegúrate de definir las áreas, desde el personal de limpieza hasta quien recibirá la mercadería, ¿será el chef u otra persona?

2. Evalúa las fortalezas y debilidades de tus empleados

Es importante conocer las cualidades del personal, sus miedos y fortalezas. Asignar una tarea tan simple como “tomar el pedido” a una persona que es tímida y no tiene habilidades de comunicación asertiva, puede generar tensión y malos entendidos.

Es decir, en vez de prestar atención al cliente, en esos momentos se encuentra derrochando energía mental en cómo superar su miedo a hablar, o peor aún, está pensando en que, si no lo hace bien, será despedida. Por eso, reconocer en el otro, las fortalezas y debilidades es un paso importante y nos ahorra algunos inconvenientes futuros en la imagen de nuestro restaurante.

3. Describe el puesto de trabajo

¿Quién hace qué, cómo y cuándo? Tómate el tiempo necesario para “enseñar” una y otra vez en cómo quieres que realice la tarea. Se perceptivo y humilde, tú también puedes aprender a hacerlo de una manera diferente.

Crea un manual de procedimientos operativos para poder desarrollar las actividades de un restaurante. Este manual te ayuda a que las tareas se realicen con mayor rapidez y facilidad, y también es de utilidad cuando falta algún empleado, y debes asignar esa tarea a alguien de otra área, para salir del apuro.

4. Elabora un plan de seguimiento y mejora continua

Resista la tentación de micro-auto administrar la tarea que delega. Cuesta soltar el control, pero estar encima de tus empleados todo el tiempo puede ser sofocante y generar un efecto negativo, baja autoestima, mal humor, etc. No cometa el error de ser un jefe autoritario que provoca temor.

Aspire a ser un líder, enseñe con el ejemplo. Cultive la paciencia y genere incentivos como motor de inspiración en sus empleados (buena propina, reconocer los logros, expectativas de contratación a largo plazo, ser comprensivo con los problemas familiares, personales y de salud que pueden surgir con el tiempo).

Los primeros resultados puede que no sean los esperados, pero por esa razón no hay que bajar los brazos. Cada tarea delegada debe ser evaluada para corregir las fallas del proceso y llegar a una delegación óptima.

Por último, debes tener presente que al delegar la ejecución o la dirección de una tarea o proyecto, no trasladas la responsabilidad. Recuerda que quien realizó la delegación fuiste tú, y por lo tanto, la responsabilidad es tanto tuya como de tu colaborador.

Ahora sí, ¡manos a la obra! Ya estás listo para comenzar a delegar con estos simples pasos.

¿Tienes alguna duda? Contáctame al 81 1968-1888 opción 1. 

¿Quieres conocer más de cómo delegar? Consulta nuestros artículos:

Tu restaurante: deja de ser autoempleado 

Supervisa la operación de tu restaurante remotamente

 

Topics: Negocio y emprendimiento

Conoce easyPOS

Punto de venta a tu medida

Te ayudamos a crecer tu restaurante. Deja de ser autoempleado y conviértete en empresario con un punto de venta hecho a tu medida. Elige sólo las funciones que tu negocio requiera, tu paquete se adapta a tus necesidades y presupuesto.

Con nuestro software:

  • No requieres internet
  • Puedes usar tu computadora
  • No pagarás mensualidades
  • Recibirás asistencia técnica